8 tendencias de trabajo en 2016

8 TENDENCIAS DE TRABAJO EN 2016

Predecir el futuro es la cosa más fácil. Digas lo que digas, puede pasar. Por eso Los Simpsons ha predicho varias veces el futuro. Pero hay hechos y datos, como los siguientes, que dan una evolución lógica al desarrollo del mercado laboral para este 2016. Pero esto es como con la economía. Más que predecir el futuro, se puede iniciar una tendencia. Y por inercia, quizás acaba sucediendo:

1. Los Boomers se empezarán a jubilar

En total, un 3.6 millón de baby boomers se van a jubilar. Y este hueco será empleado por uno de cada cuatro Millennials de la empresa. Las empresas necesitaran ofrecer feedback regular (pero sin pasarse) a los trabajadores en lugar de evaluaciones anuales de desempeño y aprendizaje virtual en lugar de manuales impresos. El empoderamiento de los trabajadores les hará más autónomos, habilitando así el flexiworking.

2. La flexibilidad en el trabajo será el mayor tema de conversación

Las jornadas laborales de 40 horas ya no existen. Como mínimo todos trabajamos unas 47 horas semanales. Más de la mitad de los directivos esperan que sus trabajadores sean accesibles fuera de la oficina, en su tiempo personal. Como resultado, los trabajadores se sienten quemados por el trabajo.

Más trabajadores están dispuestos a cambiar de empresa o quedarse en ella según la flexibilidad horaria que proporcionen. Con el auge del teletrabajo, flexiworking, espacios de co-working y las nuevas tecnologías, los trabajadores están exigiendo mayor flexibilidad. Y casi cada compañía tendrá políticas de flexibilidad cuando haya el nuevo “baby boom” de la generación millennial.

3. Los Wearables se tomarán más en serio y seguirá su auge disruptivo

El mercado de los wearables crecerá hasta $80 millones en 2020. El 71% de jóvenes entre 16 y 24 años quieren tecnología wearable. A nivel global, 33 millones de dispositivos fueron vendidos y se espera que crezca un 35% en los próximos años. Los wearables ayudan 24/7 en el entorno de trabajo, recuperando información y ayudando a los trabajadores a ser más eficientes con su tiempo de trabajo. En especial, a los trabajadores de contenidos, de servicios y de atención al cliente.

4. Las empresas se toman en serio el diseño de las oficinas y lo utilizan para atraer talento e incrementar colaboraciones

Las oficinas se volverán descentralizadas y el espacio disminuirá. El 60% de los empleados no usan el espacio asignado. Más empleados trabajarán desde casa o en remoto. Las empresas podrán ahorrar mucho dinero disminuyendo sus oficinas.

Algunos trabajadores tienen un mejor desempeño en cubículos. Otros en cafeterías públicas o espacios abiertos. Todo depende de su personalidad extrovertida o introvertida, porque no todos trabajamos igual en un entorno similar. Esto cambiará al tener una mejor concienciación de que el 50% de la población es introvertida. Las empresas, al ser más conscientes, mejorarán el entorno de oficinas para que los empleados realicen su trabajo con mejor productividad y sean más felices con su trabajo.

5. Las empresas aprenderán cómo automatizar gran parte del trabajo y modernizarán los lugares de trabajo a costa de los empleados

Las máquinas o los robots podrán hacer la mitad de nuestro trabajo en las próximas dos décadas. O en la próxima. La automatización impactará todos los tipos de trabajo. Algunos creen que la automatización es mala para los trabajadores, pero como en cada era, los antiguos trabajados serán sustituidos por nuevos.

6. El primer grupo de universitarios de la Gen-Z se incorporará al mercado laboral

La Generación Z son los nacidos entre 1994 y 2010. A partir de mayo 2016, se incorporarán al mercado laboral. Comparados con los Millennials, la gen-z son más emprendedores, leales, flexibles y realistas, tanto para enfocar sus carreras profesionales, como a la hora de no sucumbir ante al materialismo desbocado y realizar compras compulsivas o por aparentar. Los millennials empatizan mucho con sus valores, con lo que la Gen-z será más escuchada. Las empresas empezarán a centrarse en el impacto a la sociedad en lugar de centrarse sólo en hacer dinero.

7. Más profesionales buscan trabajos temporales en lugar de full-time debido al auge del consumo colaborativo y el freelance

Para las empresas, el auge de la gig economy les permitirá contratar bajo demanda. Menos costes y mayor captación de talento. Los profesionales escogen trabajos de autónomo para ganar mayor control de sus vidas privadas, tener mayor flexibilidad y ser sus propios jefes. Y, en definitiva, escoger otros gigs.

8. La baja maternal se mantiene como tema de discusión importante

Entramos a un nuevo baby boom creado por la generación millennial. Hay mucho espacio para mejorar aquí. Hay muy pocas empresas ofreciendo unas buenas condiciones de baja maternal. Y sin embargo, es bueno para la propia empresa. Gracias al auge del feminismo emprendido por los dos sexos (#HeforShe) podrán mejorar estas condiciones para los empleados full-time y para los autónomos también.

El talento es lo más importante que poseen las empresas. Hay que cuidarlo, no sólo para mantener la rentabilidad, sino para que el desempeño del trabajador sea más eficaz aún. Y tenga un mayor impacto en la sociedad.