Escoge tu forma de expresión: esa será tu marca personal

Escoge tu forma de expresión esa será tu marca personal

Alguna vez me han comentado que, a pesar de haber escrito un libro sobre marca personal, no tengo un estilo definido de vestir, ni una imagen carismática o fuerte como tal.

A un amigo al que le regalé el libro, incluso me dijo que pese a escribir sobre la marca personal, tu imagen no tiene personalidad. Está bien, lo dijo antes de leerse el libro. Por lo que no me lo tomé personalmente, porque él aún no entendía la idea de lo que era la marca personal. Ni tampoco de la mía.

1. Elige aquello a lo que renuncias y te quita energía para centrarte en aquello que te gusta y se te da bien.

Lo que hago es expresarme a través de la escritura. A través del análisis, la observación y la lectura de otras fuentes de inspiración, intento poner al descubierto ideas de márketing, carreras profesionales o el autoconcimiento –entre otras cosas– por medio de este código: la escritura. Muchas veces necesitamos un empujón del exterior, para atrevernos a tomar una decisión. Porque tomar decisiones es avanzar en la vida. Paralizarse y no tomar ninguna, va cerrándote puertas a lo largo de los años.

Aunque lo haya estado haciendo de modo inconsciente, mi marca personal es el blog y la escritura. No a través de cómo me visto o cómo me peino. Hay quienes encuentran satisfacción en eso, en escoger la ropa que utilizarán al día siguiente. Y otras, que deciden comprarse unos pantalones que, luego usarán ininterrumpidamente, toda la semana. Yo no estoy en ninguno de los dos extremos, pero trato de no perder demasiado tiempo decidiendo qué ponerme.

Pero no, no tengo ni idea de moda. Y tampoco invierto tiempo aprendiendo cómo podría mejorar mi armario, o los zapatos que utilizo. Normalmente hacen ruido y por la noche, por mi forma de andar, solo se oye el sonido de mis pasos. Y si alguien se cruza y lleva el mismo ritmo, parece que se lleven el ruido consigo.

2. Entrégate y comunica a los demás tu forma de expresión, eso te permitirá narrar la historia de tu carrera profesional.

Si tuviera la misma confianza con la ropa que me pongo que con las palabras que escribo, escribiría fenomenal. Porque al no importarme el modo con el que me visto, no tengo miedo a defraudar. Y me pregunto si esto me pasará en otros aspectos de mi vida.

Otros, deciden que su forma de expresión es el deporte o la música. En el mundo de la empresa predomina la imagen y el vestir: ese es el primer packaging de marca que existe. Los juicios prematuros que necesitan sólo un segundo para formar una opinión. En definitiva, escoge tu forma de expresión. Esa será tu marca personal.

Decido no invertir demasiado tiempo tomando decisiones que no me aportan demasiado. Me gusta arreglarme de vez en cuando. Comprar alguna prenda que al ver en una tienda pienso, “me gusta”. Pero muchas veces abandono esa tienda de ropa pensando “por este precio, puedo comprarme 2 libros. O tres. O cuatro, si son de bolsillo”. Imagínate. Pero no sólo mis decisiones se dividen en la imagen o en escribir.

Bromeando, este fin de semana mi amiga observó que mi tarjeta del metro era una T-Mes.

– ¿Por qué no te compras la Joven trimestral? ¡Te sale a 50€ menos!

– Porque tengo miedo a perderla. Y cuesta más dinero.

– Ya, pero son 50€ que te ahorras en el tercer mes. Puedes comprarte 5 libros con eso.

Ella sí me conoce bien.