#Leyendo en octubre

#Leyendo en octubre

Esta vez, en lugar de amontonar los libros que he leído, cuelgo una foto en la que salgo leyendo. Motivo: casi nunca salgo en las fotos. Motivo real: paso la Castañada en familia y no traje los 10 libros conmigo. Sólo el último de la lista, que es el de la foto. Contra-motivo: en realidad, no leo los libros sentada en el suelo y sin calcetines. Los leo por la calle, en el metro, en la cama o en una silla, comiendo.

Sólo quería mostraros una parte de mi realidad (un poco forzada). El libro del link anterior no lo he leído, pero por la sinopsis creo que trata de esto: del uso forzado de la realidad para proyectar una marca personal que elegimos para ponerla en público. Creo. Tendré que leerlo.

Y aquí la lista de libros que he leído en octubre:

M Train de Patti Smith. No tan fuerte y potente como el primero–Just Kidspero me gustó. Tiene un tono más calmado.

Nadie es más de aquí que tú de Miranda July. Buenísimo. Pasó a la lista de mis favoritos rápidamente. La imaginación de esta chica y la web que hizo para comercializar su libro, me tienen alucinadas.

The First Bad Man: A Novel de Miranda July no me gustó tanto. Sus relatos cortos me parecieron fantásticos, les saca mucho jugo. Pero en formato novela… no me apasiona demasiado. Veremos si nos trae más historias en un futuro, que sin duda voy a leer.

La extracción de la piedra de la locura y otros poemas de Alejandra Pizarnik. Triste y simpático en idénticas dosis.

Cuentos completos de Amy Hempel. Me gustó en general. Algunos cuentos, sobre todo los del principio, los del primer tomo, me parecieron fascinantes. A lo largo del libro, mi interés fue decreciendo. Pero me gustó mucho la prosa de Amy y cómo se fija en los detalles de las cosas. Su superstición me recordó a Patti Smith, como el gusto por el tarot y que las cosas sigan su curso natural.

Como de La Familia de Paolo Giordano. Malo. Lo regalé. Espero que a la chica que se lo dí por la calle, lo disfrute. De otro modo, creo que entenderá por qué me desprendí de él. Si estás leyendo esto: lo siento.

¿Podemos hablar de algo más agradable? de Roz Chast buenísimo. Escribí una reseña aquí.

The Fishermen de Obioma Chigozie. Muy poético, triste y visceral. Sobre una familia nigeriana cuyo destino se ve atrapado por los cuentos populares y las profecías del loco del pueblo. La voz del narrador es la del hermano pequeño, de una familia de cuatro hermanos, cuya sensibilidad hace que sigas queriendo leer más.

Hombres sin mujeres de Haruki Murakami no me gustó. He leído unos cuantos de Murakami ya. Tokio blues, Kafka en la orilla, Norwegian woods, After Dark De qué hablo cuando hablo de correr. Creo que no me dejo ninguno. El que más me gustó fue el De qué hablo cuando hablo de correr. Quizás por su alto componente autobiográfico. Las demás novelas, me parecieron todas similares. Y sin embargo, no recuerdo nada relevante de ninguna de ellas. A parte de que todos los personajes masculinos se parecen. Y los femeninos carecen de capas. Excepto cuando escribe sobre su mujer en la De qué hablo cuando hablo de correr. Quizás porque se inspira en una mujar de verdad. O eso es lo que me gusta pensar. Pero en definitiva, Hombres sin mujeres no me gustó.

The Dumb House de John Burnside. Una lectura perfecta para Halloween al tener un aspecto terrorífico y gótico en la trama. el libro está dividido en tres partes: karen, lilianthe twins. Mi favorita es la primera parte. Pero en general, disfruté mucho del libro y lo recomiendo a todo el mundo.

ARTÍCULOS: por razones prácticas, ya no voy a hacer una recopilación mensual de artículos. Los más importantes que voy leyendo los voy usando igualmente a los posts que voy escribiendo y publicando. O los comparto por Twitter.