Fragmentos de Cartas a un joven poeta: confiar en lo difícil

Fragmentos de Cartas a un joven poeta: confiar en lo difícil

Releyendo anotaciones del libro Cartas a un joven poeta de Rainer Maria Rilke, quería compartir algunas de los fragmentos que subrayé, por si puede ayudaros a reflexionar un poco este fin de semana. O en cualquier otro momento que estéis leyendo esto.

De todos modos, recomiendo que leas el libro, ya que es cortito (112 páginas) y su contenido es muy enriquecedor. Por ejemplo, como este fragmento:

Si usted piensa que su vida diaria es pobre, no la culpe. Cúlpese a usted mismo de no ser bastante poeta como para enriquecerla.

Lo sé, su profesión es dura y llena de cosas que le contrarían […] todo lo que puedo hacer es aconsejarle que se pregunte a sí mismo si no son así todos los oficios, llenos de exigencias, llenos de hostilidad hacia el individuo, por así decirlo, saturados con el odio de aquellos que se encuentran a sí mismos mudos y sombríos ante un deber carente de atractivos.

Sabemos poco de las cosas, pero que debemos confiar en lo difícil, es una certeza que no nos abandona nunca. Es bueno estar solo porque la soledad es difícil. Que una cosa sea difícil debe ser una razón más para que nosotros la hagamos. También es bueno amar porque el amor es difícil. El amor de un ser humano por otro es, quizá, la prueba más difícil para todos.

Esto es lo que destaqué del libro. Sería interesante que si tú lo has leído también, comentes con aquellos pasajes que más te llamaron la atención. O que más te gustaron. Si no, recomiendo altamente que lo leas y experimentes por tu cuenta. Feliz lectura y reflexión.