Cómo leer más libros

Cómo leer más libros

Este año es el que llevo el mayor número de libros leídos en mi vida: 64 (y estoy a punto de terminar el 65).

Te lo prometo. En 2014 leí 49 y en 2013 leí 51.

Y sin embargo, no siento como si invirtiera mucho más tiempo. Está claro que paso más tiempo leyendo, respecto a los años anteriores. Pero no supone un gran esfuerzo. No tengo sensación de estar privándome de hacer otras cosas en lugar de leer. No tengo televisión y no hay otra cosa que me guste más hacer en mi tiempo libre —a parte de escribir— que leer. Bueno, quizás si.

También es un año en el que he estado leyendo más poesía: en parte gracias a descubrir a la autora Luna Miguel. Y sus recomendaciones literarias (vía Facebook y Instagram) son de lo mejor. Así que me ha animado, indirectamente, a leer poesía. Género el cual nunca me había sentido capaz de entender o percibir algún sentimiento.

Muchas veces leía poemas y pensaba ¿Qué acaba de pasar? ¿Se supone que debo sentir algo?

En definitiva, leyendo más poesía he podido leer más libros –ya que son más cortos y pequeños– aunque sus palabras y significados son enormes y resonarán durante años.

Y muchos de vosotros, a raíz de escribir los posts #HeEstadoLeyendo y compartir vídeos en Youtube, me habéis preguntado de dónde saco el tiempo para leer tanto. Simplemente haciéndolo. Pero entiendo que hace falta más detalle y explicación a la respuesta.

He definido 5 pasos que puedes realizar, además de poder seguir también este plan de lectura para el verano que escribí hace poco. Allá vamos:

1. Escoge libros de tu interés.

Es mejor empezar con algo que resulte fácil para ti: leer no debería ser un esfuerzo que se te es impuesto.

En el colegio, no había nada que odiaras más que me dieran a escoger los libros de niños que tenían para leer. No quería ninguno de esos, yo quería escoger el mío propio, de un lugar donde hubiera una infinidad de libros. No quería leer los libros que todos mis compañeros leían. Mientras ellos leían a JK Rowling yo quería leer Stephen King.

Hasta que leí todos los libros de Harry Potter por primera vez con 20 años. En Ámsterdam, por cierto, y mis padres enviándome paquetes postal Express.

Tengas la edad que tengas, escoge un género, autor o libro que hace mil años que tienes ganas de leer y empieza por éste. Sólo empieza con uno. Ábrelo y empieza a leer.

2. Sumérgete con un autor.

A los 13 años descubrí a Isabel-Clara Simó. Empecé con El sabor amargo de la cervezaMe gustó tanto que seguí con RaquelLuego La veïnaSeguidamente con La Salvatge (el cual se convirtió en mi favorito de la escritora). Releí este último (probablemente el único libro que he releído en mi vida) y seguí con T’imagines la vida sense ell?, La innocent, Amor meva, Alcoi-Nova York, Dones, El Canníbal, etc. Creo que te haces una idea.

Adoro su forma de escribir: directa, atrevida y humilde. Se convirtió en mi primer referente literario tras Roald Dahl y Stephen King.

Por esto te propongo lo siguiente: léete todos los libros que puedas de un autor por el que sientas pasión. Hasta que sepas identificar su estilo de inmediato –y hasta que te canses–. Cuando estés preparado para seguir adelante –si es que ya has tenido suficiente– indaga cuáles son los libros que a este autor/a que leías le gustaban, qué tipo de lectura prefiere y sus autores referentes.

Cuando leía a Stephen King, indagué cuáles eran los libros que más apreciaba. Busqué en Google “libros favoritos de Stephen King” y los leí –la mayoría–. Años más tarde, con la trilogía de Stieg Larsson hice lo mismo: ¿Cuáles eran los autores favoritos de Larsson?

Si te gusta como escribe alguien, será porque ha leído mucho. Y esos libros podrían ser también de tu interés (o no, pero por algo hay que empezar).

Descubre sus gustos. Aprende nuevos autores gracias a esa comunidad que quizá se construyó tu autor preferido. O se construye, si sigue vivo.

3. Márcate un límite temporal por libro.

Por ejemplo, leer un libro por semana.

O dos libros al mes. O si quieres, leer 6 libros al mes.

Tú decides. Encuentra tu ritmo ideal, con el que te sientas cómodo sin compararte con nadie más. Una vez lo hayas encontrado, trata de mantener tu objetivo.

4. Elabora un plan, tras 2 meses de leer libros.

Sigue un plan como éste: empieza a incluir libros de otros géneros, autores, etc. Sobretodo, usando plataformas (o sistemas de organización) para ver cómo avanza tu hábito de lectura. Ya sea con redes sociales de lectura, como Goodreads o con un excel que controles tú mismo.

Mantén la cuenta y así podrás mesurar mejor tus progresos.

5. Habla y comparte.

Comenta los libros que hayas leído. Reflexiona y digiere todo lo que has absorbido en la lectura.

Hablando con amigos o con otros lectores te ayudará mucho.

Pero si no, comparte tus ideas, por escrito o verbalmente a disposición de quien quiera escuchar sobre ellos. Esto te mantendrá interesado en seguir leyendo más.