6 habilidades que no aprenderás en tu Universidad

6 habilidades que no aprenderás en tu Universidad

En el mundo real y laboral, tendrás que enfrentarte a situaciones que no aprenderás en la escuela o en tu universidad.

Las lecciones que aprendes de la vida no se adquieren en una clase. Suceden con la interacción diaria con otras personas. Y con la práctica.

Por curiosidades de la vida, estas habilidades son las que principalmente buscan las empresas. Los candidatos que muestren seguridad con estas habilidades, tienen un mayor porcentaje de ser seleccionados. Sea el trabajo que sea.

Y no sólo para conseguir trabajo. Para sobrevivir tu día a día, con menor estrés y preocupaciones, saber sobre estos temas ayuda

1. Gestionar tus cuentas personales.

O también conocido como: tener dinero suficiente hasta el día 30 de cada mes.

Por mucho que estudies finanzas, si no aprendes a gastar conscientemente tu dinero, no serás capaz de crear un plan de pensiones. O a más corto plazo, no podrás llegar a fin de mes.

Toma el control de tus gastos mensuales y de tus finanzas. Aquí comparto una guía financiera contigo. Empieza a entender el concepto de qué necesitas en lugar de qué quieres. Apunta tus gastos en una libreta o en una hoja de cálculo. Tenlos controlados. De este modo, sabrás qué necesitas para llegar a fin de mes.

2. Buscar trabajo y hacer entrevistas.

El pánico de una primera entrevista lo hemos experimentado todos.

¿Por qué? Porque habrás escuchado mil veces lo que es una entrevista. Lo habrás visto en alguna película (experiencia que nunca va bien o que recordamos como entrañables). Pero nunca habrás experimentado una en primera persona.

¿Qué preguntas hacen? ¿Hacen siempre las mismas? ¿Qué debes llevar contigo? ¿Cómo debes actuar?

¿Realmente analizan cada movimiento que realizas en la entrevista?

¿Cuándo debes hacer preguntas?

Y, por Dios santo, ¿Cuándo termina?

Entrénate: pide a alguien mayor que te entreviste. Ponle en situación: qué tipo de trabajo y empresa es por la que quieres aplicar. Pídeles que actúen su papel. Prepárate como si fueras a hacer realmente esa entrevista: vístete, lleva tu material contigo. Y acción.

Y sé tú mismo, pero no olvides tener claro, porqué crees que tú eres el mejor para ese trabajo.

3. Planificar tu alimentación.

Mantenerte saludable es ser consciente de lo que pones en tu cuerpo. Cómo te alimentas. Cuando vas a vivir solo, las tostadas con cereales no son una buena cena.

Viviendo a casa de tus padres te ha desconectado al 100% de esta prioridad. A no ser que cambies por completo tu dieta y debas planificarte por tu cuenta tu alimentación porque eres vegano.

Aprende a cocinar platos variados. Márcate unos minutos al día para lavar los platos, cocinar y preparar la comida del día. Mantén tu espacio para preparar tus alimentos limpios. Contribuye a tu estabilidad mental. Hablando del tema…

4. Superar crisis personales.

Tendrás crisis personales. Y está bien. Porque de lo contrario querrá decir que no avanzas en tu camino y no maduras.

La gracia está en caerse con estilo, como diría Buzz Lightyear. Hay que saber que fracasar es natural, y que el tiempo no se pierde con los fracasos. Se invierte para aprender a tomar mejores decisiones en un futuro. Incluso Buzz tuvo sus malas caídas.

Apunta los errores que crees que has cometido en tu vida. ¿Qué has aprendido de ellos? ¿Han pasado cosas buenas tras tus errores? En caso afirmativo, emociónate por las cosas buenas aún por llegar.

Habla con tus amigos o familia ¿De qué tienes miedo? Recuerda que tomarse días de descanso siempre es necesario: no empujes más allá de tus límites. Y si lo necesitas, habla con profesionales docentes. Más que una habilidad, es la necesidad de saber cuándo pedir ayuda. Pídela.

5. Comunicar y negociar.

No importa qué trabajo termines haciendo en un futuro. Requerirá de tus dotes comunicativas. En el trabajo y en otros aspectos de tu vida, tendrás que tratar con gente. Y el arte de comunicar es necesario, y por suerte, es algo que puede aprenderse.

Escucha a las personas que conozcas. Recuerda detalles relevantes de su vida para tenerlas presentes en futuras ocasiones. Aprende cómo se comunican los grandes líderes y qué puedes usar en tu día a día.

6. Cultivar relaciones saludables.

El amor es el secreto para tener una vida satisfactoria (por lo contrario del miedo). Las relaciones fuertes con amigos, pareja y familia son los mayores indicadores de felicidad.

El trabajo no lo es todo. De hecho, en el mundo empresarial sólo se habla de decisiones de trabajo, de carrera profesional y de objetivos cuando la decision más importante que tomarás en tu vida es con quién quieres pasarla.

Cada relación es importante en a distintos niveles. Las personas tóxicas te retienen. Rodéate de las no-tóxicas: aquellas que contribuyan a que tu vida sea mejor. Sheryl Sandberg tenía claro que para tener éxito en su carrera profesional, encontrar el marido perfecto – que en paz descanse – era su prioridad.

 

Fotografía de Ingrid Ribas