Errores que debes cometer una vez terminados los estudios

Errores que debes cometer una vez terminados los estudios

Últimamente estoy escribiendo mucho sobre la universidad y carreras profesionales. Porque la mayoría de comentarios y emails que recibo de vosotros son acerca de este post: quiero dejar mis estudios universitarios… ¿qué hago?

He comentado que es mucho mejor trabajar directamente en vez de estudiar una carrera sólo por el mero hecho de ganar tiempo antes de saber en lo que quieres trabajar. Porque lo más probable es que si ganas tiempo sin trabajar, no lo aproveches, porque sólo sabrás si te gusta hacer algo, hasta que lo pruebes.

Seguidamente te adjunto una lista de errores que debes cometer para asegurarte un buen comienzo en tu carrera profesional (y personal, porque somos humanos) y así quitarte presión y estrés a la hora de tomar decisiones:

1. Haz una mala entrevista.

Y luego entiende por qué fue mal. ¿Hablaste de tus problemas personales desviándote de la pregunta inicial que te hicieron?

Si necesitas dinero, no lo comentes en la entrevista. Ya lo saben: por eso estás buscando trabajo.

Si te centras en hablar de tus problemas en lugar de saber por qué te quieren contratar y cuáles serían tus funciones en la empresa lo más probable es que dejes de ser un candidato potencial para entrar. Haz preguntas a los entrevistadores.

Pero tener una mala entrevista siempre es un proceso de aprendizaje. Quizás no querías trabajar allí desde un principio. Y esto es una herramienta muy potente de autoconocimiento. Tenemos tantas opciones donde elegir, que decir que NO a una ya es un largo camino. De este modo, aprenderás cómo hacer una buena entrevista.

2. Ten malas citas.

Es otra gran forma de entender cómo eres. Y cómo actuar ante situaciones incómodas. Créate una cuenta en Tindr y queda con alguien al azar. Si va mal, aprenderás. Si va bien, lo bueno que te puedas llevar.

3. Gástate el dinero. 

Inviértelo o piérdelo con algo que te guste hacer y que sea fructífero. Si te gusta leer, cómprate muchos libros. Si te encanta cocinar y experimentar con la comida, invierte en ingredientes gourmet. Si te gusta la tecnología, cómprate lo último del mercado.

Y luego trata de sobrevivir con el dinero que te queda. No hay nada que eduque más que administrar los últimos billetes para sobrevivir.

Por ejemplo, recuerdo cuando vivía en San Diego durante el intercambio universitario. El último mes traté de sacar el mayor provecho de los dólares que me quedaban.

“¿Necesitas más dinero?” Me preguntaba mi madre por Skype.

“No, no te preocupes. Estoy bien” mentía.

Tenía una maleta para facturar y otra de mano. Así es como llegué. Y mi plan era irme con el mismo o menos equipaje.

Vendí todos los libros de lectura que compré en la librería del campus de la universidad. Que, de hecho, las librerías en América están muy bien organizadas y dan muchas facilidades a los estudiantes para comprar libros de segunda mano.

Saqué 76$ de los libros que vendí. Y no sabes cuánto me dolió deshacerme de ellos. Pero ese dinero me duraría dos semanas. La siguiente fase fue vender ropa. Porque la ropa ocupa espacio en la maleta y seguro que me darían más dinero que con los libros. Seguro.

Fui al thirftstore y me dieron 25$ por toda la ropa que llevé. Gran decepción. Pero al menos ya tenía 101$. Si prescindía de Starbucks podía vivir un mes entero. Pero el taxi al aeropuerto costaba unos 30$. Debía ir con pies de plomo.

Llegué victoriosa con 5$ de sobra al aeropuerto. Misión cumplida.

4. Ignora a tus padres.

Si ellos te dicen blanco, haz negro.

Mis padres no recibieron con mucha ilusión el hecho de que fuera vegana. Fue un cambio de hábito que les impactó mucho. Porque además en San Diego me volví vegana, y regresé a casa por Navidad. Imagínate: comidas y cenas en familia que siempre han sido iguales y ahora deben incorporar platos distintos al menú porque la niña se nos ha vuelto vegana y come frutas exóticas como Durian (véase la foto adjunta de abajo).

Tampoco estuvieron felices cuando empecé con el blog. Pensaron que sería una pérdida de tiempo. Ahora son mis fans número 1 y presumen de ello cada vez que pueden.

Errores que debes cometer una vez terminados los estudios y:o graduado nurcosta Vegana

El camino profesional (y personal) no es duro. Simplemente hay que tomar decisiones, y esta es la parte nueva que encontramos como recién graduados. Porque siempre hemos recibido las normas y las tareas que debíamos ejecutar. Ahora es momento de decidir por nuestro propio criterio.

Sigue tu instinto. Realiza un DAFO personal para tener autoconocimiento. Crea tu marca personal. Y emprende tu camino.

Un skater profesional ha caído miles de veces.

Un músico ha tocado una mala nota.

Un actor puede haber tenido pánico escénico.

Nadie puede avanzar un camino sin haber cometido algunos errores antes. Cómete los tuyos y acéptalos como parte del autoconocimiento, sin miedo.