Evitar el blogging Burnout o cómo seguir motivado con tu blog

Evitar el blogging Burnout o cómo seguir motivado con tu blog

El Burnout puede suceder en todos los aspectos y momentos de la vida. Incluso en aquello que nos apasiona. Sucede cuando priorizamos algo por encima de todo, sin tener en cuenta la salud, cuando elegimos bajar por ese precipicio.

Lo más probable, entonces, es que termines por odiar lo que haces, ya que llegas a un círculo vicioso en el que estás exhausto. Sin fuerzas ni para comer. Te privas de sueño para trabajar más o bien el trabajo te tiene privado de sueño, por preocupación y estrés. La antítesis del círculo vicioso.

El burnout aparece cuando toda motivación interna se desvanece. Incluso si hay motivaciones externas, lo más probable es que tampoco proporcionen ningún estímulo.

 

1. Organízate. Empieza paso a paso. No quieras empezar a lo grande, comiéndote toda la red de internet (y la materia oscura de internet). Invierte un tiempo día a día, o semanalmente. No te ofusques, pero organiza bien tu agenda.

Puedes usar desde una hoja de papel en blanco, dibujando líneas verticales y horizontales y rellenar los días del mes (no es difícil, ¿ves?) o te lo puedes imprimir directamente de Google. Hasta una agenda o un programa informático como CoSchedule y eso sí, compromiso y disciplina para seguirlo a “rajatabla” (haciendo las modificaciones necesarias, pero sin pasarnos).

2. Encuentra el balance. No publiques por publicar. Si no te apetece escribir nada un día, o no escribir sobre un tema en particular, no te desesperes. Escribe sobre otra cosa. A mí me ha pasado alguna vez, y quizás el post que pretendía escribir aún no lo he sacado de mi interior. Es como cuando la naturaleza hace el proceso de compost. Todo toma tiempo, así que sigue tu instinto y escribe algo porque sientas que debes decirlo en el momento oportuno, no para satisfacer a los demás. Escribe para ti. Por eso, aunque tengo parámetros fijados como “2 posts por semana” o “escribir los posts en inglés y en español”… no quiero poner horas precisas de publicación. Siento que es mejor si aún tengo mi flexibilidad entre éstos parámetros.

3. Sé más honesto. En tu forma de escribir. En los posts, los temas y las categorías que eliges sobre de qué hablar y compartir con tus lectores. No sirve de nada escribir un post que no muestre cómo eres tú. Que des consejos que no se aplican a ti mismo, como persona y como profesional. Lo realmente interesante es mantenerse honesto, no sólo para contribuir en tu marca personal, sino también para aportar más valor al contenido que creas.

4. Pásatelo bien. Si lo haces por diversión, disfrútalo. En el momento que dejes de disfrutar con lo que haces, deberías replantearte un cambio de aires. Ya sea un re-branding de tu blog: nueva marca, imagen y tema. O cambiar el estilo de escribir, transmitiendo un “yo” más transparente. Investigando con nuevas fotografías, más links y otras cosas de tu interés. En el fondo, la gente quiere leer sobre tus intereses, recomiendes lo que recomiendes. Volviendo al punto anterior: sé más personal.

Quizás habéis visto cambiar un par de veces el layout de este blog. No lo hago para molestaros, ni porque haya contratado un súper equipo de diseño (hasta ahora, todo lo realizado en este blog está 100% hecho por mí misma). Sino porque, es un plataforma y una comunidad que ofrece un cambio constante. Y esta flexibilidad (aunque poco profesional) muestra la evolución de la persona que era al principio, a la que soy ahora, casi un año después de haber empezado este blog. Y, madre mía, lo bien que me lo estoy pasando.

5. Pregúntate el POR QUÉ. Por qué empezaste con esto, en un primer lugar.

Por suerte, tengo este primer post para recordarme, en caso necesario, el por qué empecé con todo esto: Aprender a Emprender

Seguramente notaréis una GRAN diferencia en cómo empecé a escribir, y en cómo lo hago ahora. Y no hay nada que me emocione más que este progreso. Y espero que a ti también.

Gracias por leer. Y gracias por dejarme compartir.

 

Fotografía principal tomada por 新宇 苏