Errores más frecuentes de la Marca Personal

Errores más frecuentes de la Marca Personal

Construir una marca personal es algo que debe hacerse a lo largo del tiempo. Y una vez has decidido tu posicionamiento y todo lo que envuelve tu marca, también hay que actuar acorde con ello. Sé que es difícil. Créeme. Yo soy la primera en equivocarse cada vez que intento proyectar mi marca personal.

Cuento más sobre marca personal en este enlace de aquí. Pero, por si no has leído algunos de los posts anteriores, tu marca personal, tanto puede ser tuya, como individuo propio, como la corporativa, de tu empresa o producto.

Por lo tanto, evita estos 10 errores, para ser un mejor manager de tu marca personal:

1. Olvidarse de un posicionamiento. Antes que puedas nombrarte experto en algo, debes tener una misión. O lo que es lo mismo: un propósito. Por lo que, tu marca tendrá esta misión. Así que, quieras ser un top manager de una empresa o un profesor de gimnasia, debes tener unos objetivos claros para tu misión.

2. No conectar con influencers. Personas que influencian. Según la RAE, las personas que ejercen predominio, o fuerza moral sobre otras. O de las que contribuyen con más o menos eficacia al éxito de un negocio. Por tanto, no seas orgulloso, déjate ver por la red acompañado de esas personas que marcan mayor tendencia. Siempre y cuando estés alineado con su marca. En resumen, eso: contactar con personas que tienen intereses similares a los tuyos y que tienen un grupo de seguidores.

3. No construir una base de datos de emails. Gente que tiene una marca personal muy poderosa, como por ejemplo, famosos y actores, o celebrities de Youtube, no pueden enviarles a sus seguidores novedades de dónde están durante ese mes. Porque no tienen su email y no todos los seguidores que tienen en Twitter, les siguen en Facebook o en Instagram. Por lo que una manera de unificar, canalizar y contactar mejor con tus seguidores de tu marca personal, es teniendo su email para enviarles Newsletters. Es un trabajo duro pero funciona a largo plazo, para vender todos los servicios que ofrezcas. Nada es fácil, todo requiere su esfuerzo.

4. No ayudar a los demás: dedica parte de tu tiempo a dar. Dar. Y dar. Ya recibirás, pero por ahora, limítate a dar todo lo que puedas, a aquellas personas a las que te importan. Es una cuestión de confianza, un acto de fe. Te ayuda a ser productivo, empático y a cultivar tu motivación trascendental.

5. No pedir feedback: mientras construyes tu marca, debes ver si estás transmitiendo aquello que quieres dar a entender a la gente. Pregúntales por su opinión. Por sus consejos. Los buenos amigos son los que te van a decir la verdad. ¿Puedo enviar un saludo? Va por ti, Cuende.

Recuerda: no siempre será aquello que quieres oír. Prepárate.

Y gente que no te conozca, también te dará opinión. Se la pidas o no. Así que es mejor tomárselo con buena cara. Es decir: no tomarnos nada personalmente, y ser humildes, pero no tontos. No hace falta dar mil vueltas en aquello que alguien nos ha comentado. Se han tomado el tiempo para darnos su opinión. Los escuchamos, les agradecemos. Vemos qué podemos usar para mejorar. Y lo otro, lo olvidamos. Fin. Siguiente consejo y siguiente mejora.

6. Asumir que los demás ya entienden nuestra marca. Algunos lectores me preguntaron cuál es mi marca.

Pero lo bonito es eso: que todavía no lo sé. Y la estoy construyendo con vosotros. Mientras escribo sobre el tema y trato de adivinar cómo carajo puedo consolidar mi marca personal. Porque esto implica actuar a diario de un modo consolidado a mí marca. A la imagen que quiero dar. Y quizás esto implica ser mejor persona. Pero sobre todo: transparente. Y trato ser todo lo transparente que pueda. Pero incluso muchas veces me cuesta ser sincera conmigo misma. Qué te voy a decir. Para llegar a ser experta en algo, hay que invertir tiempo en ello.

7. No vivir tu marca al 100%. En definitiva: mentir. Este es el peor error de marca personal que existe.

8. Dejarse llevar por la personalidad y las tendencias de los demás. No. Simplemente no. Sé tú mismo y no copies. Puedes robar alguna idea. Puedes hacer referencia a algún artista. Pero no copies. No será TU marca.

9. No alinear su Marca Personal en las RRSS. Esto implica tener fotos similares, comunicando un mismo tono… tu posicionamiento. Todo debe tener coherencia.

10. No indicar tu ciudad (en las RRSS) Por temas de seguridad, se entendía antes. Pero es importante para algunas empresas saber en qué Ciudad/Provincia estás por motivos de trabajo. Por ejemplo en Twitter o en LinkedIn, según las redes sociales que hayas escogido para divulgar tu marca personal. Si estás buscando trabajo o eres emprendedor, no ocultes tu localización. A menos que salgas con 5 guardaespaldas de tu casa y/o seas el hijo del cónsul de Italia.