Por qué es bueno ayudar a un Blogger

Por qué es bueno ayudar a un Blogger

Seguro que, a menudo, has pensado cómo ganan dinero los bloggers. Y no has podido evitar compararte con ellos. Sobretodo aquellos que viajan tanto. ¿De dónde sacan “la pasta”?

Pues bien, los bloggers no ganan dinero del blog. No mucho, si quieres que especifique. Literalmente es muy poco. Ganan dinero de lo que hacen más allá del blog. Si dan conferencias, servicios de consultoría, de gestión y/o diseño web… Pilláis la idea.

En realidad, los beneficios que se obtienen de tener un blog, son mucho más valiosos que el dinero que se pueda generar. En éste post expongo las ventajas de ser blogger. Pero a medida que pasan los meses, no paro de encontrar nuevas ventajas. Conocer gente espectacular, empezar proyectos excepcionales con personas excepcionales… Aprendizaje y confianza personal, desarrollo continuo…

Como por ejemplo, este aprendizaje:

Yo pensaba que era una casi-experta de las estadísticas de WordPress. Pero me quedé en la parte superficial. En la fase-oh-qué-bien-tengo-500-visitas-al-día. Hasta que un día empecé a cruzar variables. ¿De dónde vienen las visitas? ¿Qué posts son más populares en según qué países?

Hasta entonces, a nivel general veía que el post más visitado venía del buscador Google, porque la gente buscaba razones para “dejar la carrera / estudios universitarios.” Hace tiempo se lo comenté a mi padre, y no se lo podía creer. Su hija, que ha cursado una carrera universitaria -y que no lo ha abandonado- da consejos a gente que se plantea dejarla o que ya lo ha decidido, pero necesita un pequeño empujón, para darse cuenta que no pasa nada por dejarla.

Pues hace poco no sólo descubrí quién está detrás de estas búsquedas. La mayoría de gente en España busca “motivos para dejar la universidad.” Y sobre reflexiones en la escuela. No me extraña, siempre he sido un poco anti-sistema. La escuela no es que fuese la mejor experiencia de mi vida. Cuanto más leo sobre homeschooling, más fascinada estoy sobre ello.

Mientras, en Latinoamérica (México, Venezuela, Colombia, Argentina…) buscan en Google “por qué es bueno ayudar a los demás.” A la vez me asusta y me da esperanza. ¿Lo buscan porque tienen ausencia de bondad? o quizás, ¿para buscar motivos para ayudar más a los demás? ¿Abunda la bondad en estos países, o les escasea?

Mientras en España buscamos términos más académicos y racionales… En Latinoamérica, buscan cuestiones más filosóficas y humanas. Curioso, ¿no? No he descubierto las Américas, es cierto, pero al menos puedo empezar a relacionar los temas que más preocupan a mis lectores. Y pasar de esa fase-oh-qué-bien, para mejorar la calidad del blog.

Otro aspecto fascinante que resulta de tener un blog, es que no sólo puedo generar valor y contenido en cada post que escribo, sino que tú, como lector, tienes infinitas posibilidades de participar en este proyecto que estamos creando juntos.

Quiero centrarme en el tema de por qué es bueno ayudar a los demás. Y en especial, por qué es bueno ayudar a los bloggers, porque hay una inmensa comunidad ahí fuera en la que puedes contribuir. Y no se trata de donar dinero, ni de hacer “click” en los anuncios del blog. Por el contrario, esto sólo puede entorpecer el correcto desarrollo de la web.

Hace un par de semanas eliminé el escrito que tenía en mi página “Contact”. Escribí que cualquier empresa interesada en poner anuncios en mi web, me contactara, para poder trabajar juntos. En un par de días me di cuenta de que era una malísima idea. No quiero anuncios. No quiero entorpecer el contenido de mi web. No voy a hacerme rica por los anuncios que ponga en el blog, y tampoco quiero. De ningún modo.

Hay otras formas de enriquecerse con un blog. Y así es cómo quiero enriquecer el mío:

(podéis aplicar esta práctica a otros blogs que leas frecuentemente, para ayudar también a otros bloggers)

  1. Participa en la discusión. Comenta en los posts que te interesen. Si tienes algo que decir, dilo. La mayoría del éxito de un blog surge del valor creado por los comentarios de los lectores. Penelope Trunk tiene las conversaciones más inteligentes e interesantes gracias a los comentarios de sus lectores. Cualquier página web con lectores activos se hace más fuerte. Disfruto mucho cada vez que hay un comentario nuevo en el blog, que recibo un email o me envían un Tweet con críticas, preguntas u otros comentarios. Así que si te gusta un blog, no tiene que ser este, comenta y participa.
  2. Compártelo con amigos, difunde los posts. Si te gusta lo que lees, compártelo. Envía las historias vía e-mail. Envíaselo incluso a tu madre, seguro que utiliza ordenador también. Word-of-mouth o boca-oreja es la mejor forma de recomendación. Así que no sólo ayudas al blogger a difundir sus palabras, sino que compartes contenido valioso con aquellos a los que quieres.
  3. Vincula las historias que te gustan. Esta es, sin duda, la mejor forma de dar soporte a las historias que más te gustan en tu página web. Si eres blogger y encuentras una historia que te emociona o que puedes utilizar para desarrollar un post, crea un link vinculando esa historia en tu post. Si está totalmente relacionado con lo que estás escribiendo –y sobretodo, no debes escribir para SEO, sino para ti- genera más tráfico en tu web. Porque aunque hayas escrito para ti, Google va a detectar ese vínculo y va a posicionar tu web y la web del blogger con una mejor posición. Es como cuando creas puntos de conexión en tu cerebro: es cuando aprendes. Lo mismo pasa en el sistema Google. Mejor posicionamiento cuando hay más vínculos.
  4. Haz click en “me gusta”. Es lo mismo que en Facebook, pero en la comunidad blogger. Es mucho más sencillo que dejar un comentario, y contribuyes de la misma forma para dar a conocer el blogger. A veces tenemos la sensación de no contribuir en un post de ningún modo. Sentimos que no podemos aportar nada más. Por lo que no tiene sentido comentar. Es totalmente comprensible, está bien, no pasa nada. Pero dar un “me gusta” deja huella de que has leído el post y te ha gustado, o te ha hecho pensar.
  5. Subscríbete a su newsletter. No sólo puedes recibir los posts en cuanto se publican, para así poder ser el primero en leerlos. Sino que también puedes saber las novedades por adelantado como la publicación de un libro o productos gratis. Normalmente los bloggers envían PDFs gratuitos a sus suscriptores. Así que si te gusta el contenido de un blog, recomiendo que te subscribas :)
  6. Compra sus Ebooks. Si te gustan los posts en Nur Costa, acabo de anunciar la publicación de mi ebook. Puedes reservarlo aquí en Amazon. Aunque valoro mucho más los comentarios y la comunidad que se genera en torno al blog, también me llena de satisfacción ver que lectores fieles reservan el libro. No es muy caro.
  7. El marketing de la cooperación, es lo que mejor funciona. Puedes ir a las trincheras con cualquiera, puede que te genere algo positivo a corto plazo (PUEDE). Pero a largo plazo no lleva nada bueno. Muchas veces nos ponemos celosos ante el éxito de alguien próximo. Y en lugar de criticarnos a nosotros mismos en qué hemos hecho para no llegar al éxito, culpamos y criticamos a los demás. No hacemos justicia a los demás: ni a su esfuerzo, ni a su entorno. Nos convertimos en obstáculos de su éxito, y también del nuestro. Porque, al final, con la energía negativa que desprenderemos, nadie querrá acercarse.

 

Y unas reflexiones finales.

¿Por qué alegrarse del éxito de los demás? El éxito no es una competición.

El hecho de ser blogger no es un juego de suma cero. Si yo gano lectores, no quiere decir que el blogger X vaya a perder la misma cantidad que yo he ganado. De hecho, si nos vinculamos, podemos darnos a conocer más para ayudar a los lectores creando más valor. Conectando los conceptos con los que un blogger es experto, con mis conocimientos.

Ayudar a los demás bloggers, en este ejemplo, no te va a perjudicar como blogger. No se está compitiendo por el número de suscriptores, ni de lectores. Los lectores pueden leer múltiples blogs. Y de todos modos, cada persona tiene sus intereses. No va a leer un blog de un tema que no le vaya a interesar. Y si no le interesa el mío, no pasa nada. No puedo gustar a todo el mundo.

Pero puedes pensar: los lectores tienen un límite de tiempo para leer. Podemos estar compitiendo por su atención limitada. Claro. Pero hay muchísimos lectores, con franjas horarias distintas, con hábitos y estilos de vida distintos. Por no decir, de sus distintos empleos. Y todavía, no todos los lectores leen blogs. Con lo que hay más potencial de crecimiento de lectores de blogs. Hay muchos no-bloggers que van a empezar a leer. Así que menos competencia. Porque habrá más tiempo invertido en leer blogs.

No estamos compitiendo por los lectores. Todos los bloggers debemos intentar aumentar la cantidad de lectura.

 

¿Compites siempre con tus compañeros para tener éxito?

No te has parado a pensar que quizás, ¿todos podéis tener éxito en distintas maneras?

Hay muchos argumentos en contra y a favor de la competencia. Como que la competencia es buena porque te motiva, te hace querer conseguir más éxitos la vida, y a veces puede ser divertido competir. Pero también puede ser destructivo y convertirse en un obstáculo.

Si has hecho tus deberes correctamente y sabes quién es tu lector ideal y te has posicionado en una marca personal, encontrarás tu manera de tener éxito sin tener que competir con los demás bloggers. Y, de hecho, de igual forma en la vida real. Porque tu marca personal repercute en todos los aspectos más allá de la comunidad blogger.

 

Impulsar el éxito de otros te va a ayudar a largo plazo

Me gusta ayudar a otros bloggers. Y a gente que quiere emprender su propio negocio. Me gusta ver cómo toman decisiones hacia su propio éxito y cómo sus lectores van en aumento. Me satisface.

¿Pierdo competencia haciendo esto? ¿estoy cavando mi propia tumba?

Me gusta pensar que no. Si ayudo a los demás a tener éxito, me ayuda a sentirme bien. Y para mí, esto es éxito (algún día hablare de motivación transcendente). Es un sentimiento increíble. Pero, si quieres verlo en una perspectiva más individualista, de hecho, ayudar a los demás también te repercute positivamente en un futuro. Me explico.

Ejemplo práctico: si ayudas a un blogger que más adelante tiene 1.000 lectores al día, puede que tarde o temprano mencione tu blog en el suyo. Y un porcentaje de esos 1.000 lectores diarios, va a migrar hacia tu blog. Si les gusta, van a quedarse y a guardar tu blog en Favoritos. Quizá son 4 personas de las 1.000. Pero cada persona vale millones.

Y pasivamente, sin que tu hagas más publicidad, vas a tener más lectores a lo largo del tiempo. Crecimiento natural. Las cosas llegan cuando tienen que llegar, no hay que forzar nada.

Y esto no sólo sirve para el blogging. En todos los aspectos de la vida funciona, de hecho. Ayudando a los demás, escapas de la corriente de gente que compite entre sí. Además de entablar amistad con gente extraordinaria, tiene efectos positivos en un futuro. Que se multiplican exponencialmente.

Del mismo modo que ayudar a los demás se multiplica a lo largo del tiempo con acciones hacia ti, si compites y destruyes tus competidores, también tiene repercusiones multiplicativas (¡negativas!) en un futuro.

Foto principal tomada por la increíble fotoperiodista Ingrid Ribas