¿Tener una vida feliz o interesante?

¿Tener una vida feliz o interesante?

¿Hasta qué punto está sobrevalorada la felicidad?

A mí me intriga mucho entender qué es la felicidad. Me inquieta poder a llegar a sentirme feliz ¿Qué se siente? Porque la felicidad es más misteriosa que la muerte. La muerte sabes que va a suceder. A todo el mundo. Pero no todo el mundo puede llegar a averiguar qué es la felicidad, qué se siente y cómo se percibe.

He leído un poco sobre la felicidad. Pero en la mayoría de relatos te recomiendan más de lo mismo: “para ser feliz debes vivir el presente“. Disfrutando el momento, el ahora, encuentras ese momento, ese instante de felicidad.

¿Pero qué pasa cuando se desvanece?

He intentado muchas veces el hecho de centrar mi mente en el ahora… pero esto de “pensar en el presente” todo el tiempo, durante todos los segundos de mi día, se me da fatal.

No puedo estar contemplando el presente sin preguntarme por mi futuro. Soy la persona más inquieta ante la poca certeza de mi futuro: me apasiona lo que hay por llegar, pero me causa ansiedad no saber lo que es. Y me niego a olvidar el pasado, mi pasado, mis “vivencias”. No creo que se divida la gente entre felices o infelices, porque entonces, todos seríamos del segundo saco.

Escuchamos mucho el concepto de felicidad, sobretodo en libros, donde hay una lista infinita sobre la felicidad. Incluso lo escuchamos en las canciones. Por otro lado, hay quienes consiguen llevar una vida interesante. Ésa que aporta sentido y te permite conseguir cosas geniales porque te has sacrificado por ellas. Y que te satisfacen.

La vida interesante es la que disfrutas en el presente en vez de contemplarlo.

En una vida interesante te preocupas más por el futuro, porque esto significa que ya estás agradecido por tu presente. Sin embargo, te esfuerzas para cambiar tu presente porque eres inconformista, porque no te da miedo el riesgo ¿Qué tienes por perder? Siempre se puede volver a empezar.

Quizás me estoy cuestionando todo esto porque no quiero llevar una vida “feliz”. No quiero llevar una vida estereotipada. Quiero ser interesante. Tener una vida interesante y despertar interés (que no envidia, ojo). La gente que no toma muchas decisiones, según Barry Schwartz, es más feliz. Yo quiero tomar mis propias decisiones. Y si esto implica que voy a ser “menos feliz” me importa bien poco.

También me gustaría deciros que soy una persona muy interesante. Pero no lo soy. Sin embargo, quiero que mi vida lo sea. Y si lo es para mí, entonces ya me sentiré feliz. Si eso existe, claro.

Y tú, ¿qué vida quieres llevar?

 

Foto: James Maher