Todos somos líderes

Todos somos líderes

Es un poco osado hablar de este tema, porque enseguida se vincula con el feminismo y lamentablemente tiene connotaciones negativas.  Pero sólo voy a hablar brevemente del rol que desempeñan las mujeres en la empresa. Y cómo me siento al respecto.

Este estudio muestra que las mujeres son más efectivas que los hombres. Tampoco por demasiados puntos. Pero ya es un indicativo para preguntarnos por qué los índices de empleo de líderes entre hombres y mujeres son los mismos.

Sin embargo, sólo del 3 al 4% de CEOs son mujeres. ¿Porqué? ¿por hábitos sociales? Porque al comer más sano, ¿no van al bar a tomar cervezas con los hombres? ¿O porque la pasión de las mujeres se centra en otras cosas como el de ser madre? Es un tanto misterioso. Pero seguro que tiene respuesta.

Porque el estudio también muestra que los hombres son vistos como más efectivos que las mujeres a partir de los 25 años. Mientras que ellas, son vistas como más efectivas entre los 36 y 40 años.

Esto me hace pensar que en el momento en que las mujeres tendrían la posibilidad para ser vistas y valoradas para una posición de CEO, el hombre, que a sus 25 años empezó muy bien su carrera, ahora tiene más experiencia que la mujer. Porque obviamente él está en un eslabón más alto y en consecuencia se queda con el puesto de trabajo de CEO.

Las mujeres, por otro lado, entre los 25 – 36 años, quizás se retiraron para tener hijos y cuidarlos en sus primeros años.

En esta TED Talk Sheryl Sandberg trata sobre porqué hay pocas mujeres “al mando”. Con otras palabras, que estén en posiciones de CEO. La también COO de Facebook tiene un libro que se llama Lean In, el cual es muy interesante. Lo recomiendo tanto a los hombres como a las mujeres. Porque en ningún momento se menciona que las mujeres sean mejores que los hombres. Porque no lo son. Nadie es mejor que nadie. Simplemente nos falta iniciativa por cultura o prejuicios. Simplemente necesitamos seguir nuestra pasión sin temor a ser señaladas o acusadas.

¿Que mi pasión es trabajar duro y no tener hijos? Bien

¿Que quiero abandonar mi trabajo y centrarme en mis hijos y hasta me planteo no volver a trabajar más? Bien

¿Que quiero combinar las dos del modo que pueda? Bien

Se trata de preferencias. De decisiones. Pero que en ningún momento se nos ocurra quejarnos de que las mujeres no podemos ser CEOs. Porque querer es poder. Y si es nuestra prioridad en la vida, seguramente lo conseguiremos.

Hay que encontrar el balance personal, si es que lo hay. De todos modos, esto refleja la tendencia a que las empresas invierten más en los hombres, porque los hombres tienen una probabilidad más elevada que las mujeres en quedarse en la misma empresa.

Un hecho gracioso para finalizar, antes de introducir un par de frases del libro Lean In, es que el otro día en clase el profesor preguntó que salieran voluntarios. Todos los que levantaron la mano fueron chicos. Me pareció interesante.

Pensando un poco más, me di cuenta: no sólo ese día los chicos levantaron las manos. La mayoría de las veces, en todos los años de clase que he asistido, la mayoría de chicos han sido los que levantaron la mano. Se empieza por esto… ¿y hasta dónde nos conduce? Nosotras también debemos desempeñar nuestro papel. Los pequeños pasos desencadenan grandes acciones.

“Women need to shift form thinking “I’m not ready to do that” to thinking “I want to do that- and I’ll learn by doing it.”

Las mujeres necesitan cambiar del pensamiento “no estoy preparada para hacer esto” hacia “quiero hacer esto, y lo aprenderé haciéndolo”

“Success and likeability are positively correlated for men and negatively for women. When a man is successful, he is liked by both men and women. When a woman is successful, people of both genders like her less.”

El éxito y la simpatía están positivamente relacionados para los hombres y negativamente relacionados para las mujeres. Cuando un hombre tiene éxito, es admirado tanto por los hombres como por las mujeres. Cuando una mujer tiene éxito, ambos sexos la encuentran menos simpática.

“And in situations where a man and a woman each receive negative feedback, the woman’s self-confidence and self-esteem drop to a much greater degree. The internalization of failure and the insecurity it breeds hurt future performance, so this pattern has serious long-term consequences.”

En situaciones donde un hombre y una mujer reciben feedback negativo, la confianza de la mujer y su autoestima caen en mayor proporción que la de los hombres. La internalización del fracaso y el daño generado por la inseguridad condicionan el rendimiento futuro, por lo que este modelo tiene graves consecuencias a largo plazo.