5 trucos para una buena entrevista telefónica

5 trucos para una buena entrevista telefónica

Mi primera entrevista fue vía Skype en Noviembre 2012. Tiene sus ventajas e inconvenientes. Hasta hoy, creo que me gusta hacerlas personalmente: cara a cara. Sin embargo, me parece muy útil las entrevistas telefónicas: aunque no veas la persona puedes sentir su voz y saber si está nerviosa, aburrida, irritada y muchos otros estados de ánimo. Pero esto no es lo que nos debe preocupar en el momento de realizar la entrevista. Es mejor centraste en aquello que es relevante, que crea contenido en la entrevista.

Así que, sin más ambigüedades, te ofrezco 5 cosas que deberías tener en cuenta para una entrevista mediante una llamada. Si usas cualquier otra plataforma visual, como Skype, puedes aplicar hasta 4 de ellos. Así que espero que te ayuden!

Esto es lo que me han contado muchas personas de coaching en carreras profesionales y lo que me he encontrado por experiencia propia.

1. Mantente pendiente de tu entorno. Antes de hacer la entrevista, si la tienes programada, intenta escoger un espacio donde no haya ruido ni te molesten. Que la luz sea la adecuada y  que tengas espacio para andar.

Si te llaman de improviso y quieren hacerte la entrevista en ese momento pero estás en un lugar público y no puedes, pide llamar de vuelta en unos minutos. Van a ver que estás interesado y que quieres tener control sobre tu tiempo y tus responsabilidades. Por eso, si llamas unos 10-15 minutos más tarde, donde hayas podido encontrar un sitio más tranquilo, puedes ganar puntos por interés.

2. Vístete para la ocasión. Ya sé. Aunque no te vean, o que sea por Skype: sí, vístete todo íntegramente de reunión. Con corbata si hace falta. Vas a sentirte mucho más seguro de ti mismo y sentirás que hablas en palabras mayores. Quieres sorprenderles, por lo que debes sentirte sorprenderte para convencerlos.

Y aunque sea por Skype, no te vistas sólo la mitad hacia arriba. No te pongas tus pantalones de pijama… nunca sabes si te van a hacer andar o si vas a tener que levantarte para ir a buscar un bolígrafo o cualquier otra cosa.

3. Ponte de pie. Éste también va relacionado con el hecho de sentirte cómodo y seguro. Vas a tener más espacio, más aire y podrás ser tu mismo.

4. Prepárate para las preguntas más obvias. Entrena tus respuestas de listas de preguntas que crees que seguro que te van a preguntar. Es muy sencillo. Hay centenares de páginas Web que tratan sobre eso. Incluso vídeos de preguntas y de tutoriales sobre cómo responder. Interésate lo máximo y crearás contenido propio antes de tener la entrevista. Vas a sentirte mejor.

5. Cierre de la discusión y la llamada. No debes olvidar que el final de la entrevista tiene que ser tan o más impactante que el principio de ésta misma. Es por lo que más te va a recordar, así que muéstrate interesado, haz preguntas e incluso averigua si les has gustado o no, y si te volverán a llamar. Si hiciste una buena entrada en la entrevista, haz una espectacular salida.

Espero que te haya servido de ayuda y no dudes en comentar si tienes más preguntas ;)