5 cosas que me hubiera gustado saber antes de ir a la Universidad

5 cosas que me hubiera gustado saber antes de ir a la Universidad

Con solo un semestre por delante para graduarme de la Universidad y buscar trabajo, miro atrás reflexionando sobre lo que me gustaría haber sabido antes de entrar a la acción. Hace 4 años estaba tan emocionada por irme de casa para estudiar, que nunca pensé hasta qué punto me iba a cambiar la vida. Tampoco pensé en aquél momento que crecer significaba pasar momentos muy bajos, casi de fracaso (eh! Pero el fracaso no es siempre malo! Y menos cuando eres joven!)

Haría una lista interminable de cosas que me hubiera gustado saber. Pero para mantenerlo short and sweet voy a limitarlo a 5 para que sean más fáciles de retener y espero que los encuentres útiles (ya si estás a punto de empezar una carrera universitaria o si la estás cursando).

1. No prejuzgues a nadie por sus apariencias. Me da vergüenza afirmarlo, pero hasta los 17 años solía juzgar a la gente por como vestía y actuaba. Tampoco era la más popular en el colegio ni la más guapa. Pero con 17 años solía llevarme por la primera impresión de la gente, que a veces no es la correcta.

Sé que he hablado en otros posts sobre la importancia de una primera impresión, por su fuerza en hacer que generemos decisiones en 2 segundos. Lo que pasa es que mucha gente desconoce esto (me incluyo meses atrás, antes de leer Blink) por lo que no cuidan su primera impresión. A los 17 años por norma general no cuidas tanto tu imagen ya que desconoces sobre la inteligencia visual. Así que acostumbra a no juzgar a la gente des de joven… así cuando seas mayor será más fácil no cometer este error.

2. El universo de antes (tu clase y profesores) no tiene nada que ver con este nuevo universo. Yo venía de pueblo. Bueno, de Reus, que dicen que es una ciudad. Pero es un pueblo. En mi clase era la mejor, sacaba las mejores notas. No lo digo por ser pedante, es un hecho. Sin embargo, nunca pensé que el cambio de pasar a ser la primera de la clase a ser de las últimas iba a ser tan fuerte.

Lógicamente, si observas este gráfico, puedes ver que esto siempre pasa cuando cambias de “habitación”, de “clase” o de ciudad, en este caso, Barcelona. El truco está en aceptar la desventaja des del principio, para no hundirte.

 clases (1)

Saber levantarse es mayor éxito que quedarse constante en el límite. Mientras tú has hecho un sobre-esfuerzo para salir de tu zona de confort (tu previa habitación) los otros permanecen allí des de vete a saber cuándo. Así que lucha para crecer, no temas. Cuando cambias de la habitación 1 a la habitación más grande, te encuentras con otras personas que están por encima de ti e incluso más lejos. Tu estás quizás en la parte inferior izquierda, donde te queda un camino hasta llegar a la parte opuesta de la habitación, arriba a la derecha. Pero el primer paso, como indican todos los manuales de autoayuda que no me he leído, es que lo aceptes.

3. Por muchas horas que trabajes o estudies, no vas a sacar mejor nota.Que quede muy claro. Si estudias ADE (Administración y dirección de empresas) es mejor que estudies en grupo. No con amigos: con compañeros de clase que sepas que te vayan a aportar conocimiento de distintos tipos. En un grupo debe haber varios roles. Búscate a alguien que sea analítico, a algún líder (si no eres tu), a un innovador, un negociador y otros roles que veas que puedas necesitar durante el estudio de esa materia en concreto. Una vez en grupo, debes expresar toda la información que has leído o estudiado a tus compañeros, para ver si la has entendido bien.

Cuando expresas oralmente la materia es mucho más eficaz ya que estás interiorizando la información y comprendiéndola. Eso de estudiar de unos apuntes no lo hagas. Es el peor hábito del estudiante. Alguien va a matarme por decir esto. Pero debes interiorizar la información, si no, después del examen vas a olvidar todo lo que “absorbiste” accidentalmente como una esponja.

En resumen, sé más eficiente y administra tu tiempo sabiamente. La concentración se pierde cada 45 minutos. Así que estate 45 minutos estudiando fuerte y luego descanso de 5 minutos. Así sucesivamente.

4. No te olvides de tus amigos y familia. Sobretodo cuida tus relaciones para que no pierdas vista de quién eres, de dónde vienes (aunque no cambies de ciudad, tu círculo de amigos te condiciona mucho como persona) y qué es lo que te gusta hacer.

Espero que no pases por un período de “despersonificación” durante tus estudios: es lo peor que puedes hacer. Si tu único objetivo es sacar las mejores notas, sólo vas a dedicar tu tiempo a estudiar y estudiar. Nunca vas a destinarle tiempo a tus raíces: la gente que te quiere y te apoya. No hablo de colegas de fiesta y de diversión. Hablo de amigos de verdad que escuchan y puedes hablarle horas y horas y viceversa.

Mantén el contacto con ellos siempre y cuando sea una amistad sana. No hablo de 5 o 6 amigos o más. Hablo de una persona o un par de personas las cuales puedas confiar, porque en situaciones difíciles son con las quien podrás desahogarte y confiar más. Piensa que en tu Universidad vas a ser uno nuevo. Durante la carrera quizá forjas amistades importantes. Pero en primero de carrera no te dejes tomar el pelo por los compañeros y confía de tus amigos (o amigo) de siempre.

5. Date tiempo para ti. Descansa. Respira. Muévete. Pasa tiempo viendo una película y comiendo una buena cena. Mímate. Como he mencionado en el punto anterior, si te “despersonificas” vas a descuidarte. Esto significa que no te alimentarás bien, perderás energía y concentración.

En consecuencia, te vas a preguntar por qué no puedes concentrarte y no sacas buenas notas si lo único que haces es rebanarte los sesos contra los libros y apuntes. Pues bien, mi pequeño saltamontes, esto me lleva de nuevo al tercer punto.

Por muchas horas que dediques al estudio no vas a sacar mejores notas. Ni vas a ser más inteligente. Vas a estar más frustrado. Quiero que en tu calendario te dediques una hora o más al día para ti. Sin hacer nada más que cuidarte.

Sin Internet, sin Whatsapp y sin nada de apuntes ni estudio. Puedes practicar deporte, darte un baño de burbujas largo hasta arrugarte, puedes ir a un restaurante y saborear un plato delicioso (SI! Aunque vayas sólo o sola en el restaurante. No pasa nada). Pero sobre todo, mímate. Porque si no tienes energía propia, nadie va a dártela.

 chandler bath

 

Y según tu experiencia, ¿que te hubiera gustado saber antes de ir a la Universidad? Compártelo en los comentarios. 

Foto principal de Ingrid Ribas